Los medios comunitarios, la voz de los ciudadanos

17 09 08 MediosComunitarios

Espacio de intermediación ciudadana. Brindan una comunicación enfocada en la comunidad. Son los responsables de un diálogo con la ciudadanía, influir en la construcción de valores y apoyar en el ejercicio de los DDHH para que se reflejen sus necesidades.

Estos son los aportes de los medios comunitarios en la sociedad, según Gisella Dávila y Amanda Trujillo, dos comunicadoras con una vasta experiencia en esta área.

La Ley Orgánica de Comunicación (LOC), en su artículo 85, define a estos medios como los de propiedad, administración y dirección de colectivos u organizaciones sociales sin fines de lucro, comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades y cuya rentabilidad sea social.

Para Dávila, la importancia de los medios comunitarios radica en que, en muchos casos, han suplido el rol del Estado, donde este no ha llegado. “Es a través de los medios comunitarios que miles de personas se han alfabetizado, han accedido a educación básica por radio, han compartido espacios de educación para la salud, han mejorado las técnicas de producción agropecuaria, lo que ha permitido a miles y miles de familias marginadas tener una mejor condición de vida y además organizarse para defender sus derechos”, expresa.

Trujillo, por su parte, sostiene que los medios comunitarios son necesarios en la sociedad. “Hay muchas necesidades que no se debaten, como la violencia, el abuso, la convivencia pacífica, espacios donde podamos establecer diálogos y pueda haber participación de los padres de familia, donde la ciudadanía pueda ser protagónica y los pueblos marginados puedan dar esas miradas de su cosmovisión... Es muy necesaria la apertura y existencia de un medio comunitario porque se convierte en un espacio de intermediación ciudadana, que agrupe y pueda construir reflexiones y acciones colectivas en torno al bienestar de la sociedad”.

La LOC, en su artículo 106, determina, de forma inédita en el país, una distribución equitativa de las frecuencias, reservando un 34% para medios comunitarios, 33% a los privados y 33% para los públicos. Alcanzar de forma progresiva y prioritaria ese 34% del espectro radioeléctrico es, a criterio de Dávila, uno de los retos en la actualidad. Para ello, hay que “contar con acciones afirmativas para su desarrollo y fortalecer su trabajo”.

Pero la mayor preocupación se centra en su sostenibilidad. “Los medios comunitarios sí pueden ser sostenibles pero, sobre todo, dependen de procesos de formación (…) Hay un desconocimiento de cómo construir una comunicación diferente para que sea atractiva (…) Nosotros solo hemos visto cómo hacer comunicación privada y la pública la vemos como oficial. El reto es ir generando esos nuevos procesos de construcción de nuevos contenidos y recreándolos. Los procesos de formación, capacitación permanente son vitales para ir generando este ejercicio y empoderamiento en gestión de medios comunitarios”, afirma Amanda Trujillo.

La idea también es contar con una parrilla programática, participativa y con enfoque de la comunidad para que las empresas privadas y los emprendedores comunitarios y locales puedan pautar. “Todavía hay muy pocos medios comunitarios y nuestra parrilla programática debe ser interesante y participativa”, añade Amanda Trujillo.

Es ahí que el aporte del Estado debería ser mayor en el tema. Si bien la LOC reconoce la importancia de los medios comunitarios, debería haber una mayor gestión, recalca Gissela Dávila.

“Lamentablemente estos espacios de alta incidencia y participación ciudadana no son contratados en la medida que deberían serlo por parte del Estado, tal como lo manda la LOC. Esto hace que haya problemas para poder sostenerlos y los esfuerzos que hacen las comunidades y grupos organizados son inmensos. Esta es una de las deudas más grandes del Estado porque es quien debería garantizar fuentes de financiamiento directas como publicidad, proyectos nacionales e internacionales, préstamos con bajos intereses, equipamiento de medios con exención de impuestos, entre otros”, sostiene Dávila.

Los medios comunitarios tomaron fuerza en Ecuador durante la década de los 60, con la visión de servicio, organización, educación y evangelización de monseñor Leonidas Proaño e inspirado en el trabajo de medios comunitarios en Colombia con Radio Sutatenza. En ese tiempo se llamaban medios de comunicación popular, luego tomaron el nombre de medios de comunicación para el desarrollo. Independientemente del nombre

“En Ecuador la primera radio comunitaria sería Escuelas Radiofónicas Populares del Ecuador-ERPE, en la provincia de Chimborazo. Posteriormente varias radios se fundan, entre estas: Runacunapak, Latacunga, Antena Libre, Sucumbíos, Ilumán. Hoy en día no solo hablamos de radios sino de propuestas de comunicación comunitarias en televisión, periódicos y multimedia, que buscan el objetivo común de democratizar la comunicación y desde ahí alcanzar mayor participación ciudadana”, cuenta Dávila.

Ambas comunicadoras coinciden en que mientras más voces participen en los medios comunitarios, más democracia y pluralidad habrá en el país, lo cual es “fundamental para reconocer de dónde venimos y desde allí compartir y convivir con el mundo”, finaliza Dávila.


En esta sección

Intendencias

Intedencia Zonal 1 Intedencia Zonal 3 Intedencia Zonal 4 Intedencia Zonal 6 Intedencia Zonal 7 Intedencia Zonal 8 Intedencia Zonal 9

Facebook