Cuatro años democratizando la palabra

17 06 26 Cifras4LOC

Desde que entró en vigencia la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), el 25 de junio de 2013, se han procesado 1.081 casos, de los cuales 675 han sido sancionados, 266 archivados, 108 absueltos y 32 en trámite. Este es uno de los balances de esta normativa, inédita en Ecuador, que cumplió 4 años.

Esta ley reconoce e impulsa los derechos ciudadanos a la información y comunicación, que surgieron con la nueva Carta Magna aprobada por la Asamblea Constituyente de Montecristi en 2008 y que fueron ratificados en la consulta popular, el 11 de mayo de 2011.

Las sanciones impuestas no necesariamente son económicas; también implican rectificaciones, réplicas, entrega de copias de programas o disculpas públicas, entre otras medidas administrativas. Este es el caso del linchamiento mediático, una infracción por la cual se registraron 26 denuncias en estos cuatro años de vigencia; únicamente 5 concluyeron en sanción, que consistió en la emisión de disculpas públicas por parte del medio. Por esta infracción también se archivaron 19 denuncias, 11 se desecharon y una está en trámite.

Asimismo, la ley por primera vez, de forma expresa, vela por niños, niñas y adolescentes en relación con los contenidos a los que acceden a través de la TV y radio. Un ejemplo: las 45 sanciones a medios de comunicación por emitir contenido fuera de la franja horaria correspondiente. Varios programas de farándula que difundieron notas que infringieron la LOC fueron sancionados.

Por otra parte, para garantizar el cumplimiento a los derechos establecidos en la normativa y la Constitución, se realizó el seguimiento a los contenidos emitidos por los medios. Así, se han monitoreado de forma aleatoria a 1.063 medios desde la vigencia de la LOC. De este total, 646 son radios, 157 de televisión y 260 medios impresos.

De igual manera, 77 medios de comunicación han sido auditados, de los cuales 27 fueron audiovisuales en relación con la producción nacional, 25 impresos por tiraje y otros 25 impresos por la publicidad nacional.

Todas estas acciones han permitido un reconocimiento del derecho humano a la comunicación, que es uno de los cambios más profundos que se ha experimentado en el país, además de una mejora en la calidad de los contenidos.

Pero uno de los aspectos más importantes es que en cuatro años ningún medio ha sido cerrado o clausurado, con lo cual la libertad de expresión e información han sido garantizadas en el marco del respeto a los derechos ciudadanos.


En esta sección

Facebook